Carta a los padres de 'Andrés' el niño que salió del silencio

Queridos Raquel y Santiago, aunque tal como se ha puesto la cuestión les voy a tratar de ¡admirados padres!. Antes de seguir escribiendo lo que bulle en mi cabeza, vaya por delante mi solidaridad desde la distancia que nos une intenet. La red ha sido y es, de momento, el único nexo que tengo con ustedes. 

Gracias a un reportaje de los compañeros de Canarias Investiga es como pude conocer el caso de Andrés, nombre ficticio que se le ha dado al hijo de ambos, para salvaguardar sus derechos infantiles, esos de los que se han preocupado ustedes: LA SALUD. Es curioso, siempre nos queda a los padres velar a solas por ese derecho, sobretodo cuando la ciencia conocida hasta el momento- "la oficial"- no entiende a otras razones que las que da su camino, sin mirar a los lados, siquiera para comprobar que hay senderos que acortan o estén en mejor estado para conseguir la verdad.

Y les digo con respeto lo de arriba porque se de las presiones que han recibido, tanto ustedes como los que nos hemos hecho eco del reportaje de Canarias Investiga, que no tenía otro fin que el de difundir lo que ocurre en esta u otras tierras.

Admirados Raquel y Santiago, si les sirve de combustible para el optimismo, lo que han hecho y siguen haciendo es lo mínimo que nos exigimos todos aquellos que en un momento de nuestra vida y la nuestros hijos fuimos valientes, capaces, irreverentes e insumisos como para mirar a los lados del camino y darnos cuenta que había otras formas de llegar a la verdad. La VERDAD, ese es el fín por el que debe trabajar la ciencia, aunque bien es sabido que no siempre es así. En este mismo blog y en infinidad de publicaciones  se puede comprobar lo que todos ya sabemos.

Raquel...Santiago...los insumisos son los que han cambiado siempre el mundo. Basta con que un puñado contagie a otro puñado para que las velas se inflen con aire nuevo y lleven el barco a puerto. Ustedes fueron capaces de mirar detrás de la bata del medico y se hicieron preguntas y a base de comprobar, Andrés volvió a ver la misma la luz de antes, cegada por una cuestionada vacuna. 

Los que les presionan. ¿Quién está detrás?

Consideran desde AUTISMO ESPAÑA Y AETAPI que el reportaje "muestra una visión errónea y distorsionada de las personas con Trastornos del Espectro del Autismo (TEA), y añade que dicho reportaje aboga por tratamientos de los que no existe una evidencia científica contrastada y, por los cuales, ha habido mucho desconcierto en el colectivo de las personas con autismo y sus familias".

Ante esto que dicen Autismo España vuelvo a quedarme perplejo.

 Perplejidad 1ª: Que yo lea, el reportaje no aboga por ningún tratamiento. Lo que dice es que ustedes han encontrado una solución al problema de Andrés.

Perplejidad 2ª: Autismo España les condena de facto porque los resultados han sido satisfactorios, pero como no hay licenciado o investigación que lo cuñe como bueno, entonces para ellos Andrés no importa en esta 'pelicula', y mucho menos que ahora este saltando por los rincones de la casa como otros niños sanos.

Perplejidad 3ª: Dicen que esto ha creado mucho desconcierto en el colectivo de las personas con autismo y sus familias. En sus familias puede ser, pero no así en los autistas. Aunque salvado el desliz de Autismo España al meter a los enfermos en esto, está ultima perplejidad la reseño porque estoy obligado a imaginar que no todas las familias de este país deben estar desconcertadas. Al igual sólo deben coger el mismo camino y no quedarse mirando la bata blanca y no más allá. Esa es la razón por la que Raquel y Santiago deben ser tratados como admirados padres.

Raquel, Santiago, Andrés...yo se lo que es mirar detrás de la bata blanca y encontrar un camino después de recibir respuestas que sonrojan hasta a quien las daba- enlazo este post - y aun teniendo a mis hijos saltando como niños sanos por casa y con recuperaciones asombrosas y sin efectos secundarios, hay incluso amistades a las que les cuesta creerse lo que ven. Es más fácil que apuesten antes por la existencia de Dios que por los resultados empíricos y palmarios de lo que tienen ante sus ojos, y siguen y siguen... administrando la misma y fracasada terapia a sus hijos.

Tanto Raquel como Santiago deben tener en cuenta que los radicales no son ustedes, ustedes han marcado un camino valido sólo para algunos, faltaría más. Ahora toca luchar contra el desprestigio de los que no quieren ver. Y eso que ahí está Andrés para que sea observado, analizado y hasta escrutado con el fin de que la verdad salga. La diferencia entres ustedes y algunas batas blancas, es que sin pasar por la facultad quieren y han logrado curar a los suyos. Que se sepan hasta ahora el desprestigio, la critica y hasta la mofa no han curado a nadie. 

Y no me digan ahora que detrás de todo este intento de desprestigio esta la industria farmacopea y a quienes financian, porque me lo creo.

A unos admirados padres.
Enrique Hdez, padre
.





   
Publicar un comentario