Hoy vengo a confesarte que ¡SOY NOMOFOBICO!

He buscado por Internet ¿dónde si no? y tiene nombre. Se llama síndrome FoMO (Fear of Missing Out, miedo a perderse algo). También lo llaman "nomofobia". Ciertamente he comenzado a padecerla. Lo confieso en este blog, que es de las pocas herramientas que tengo para difundir; para gritar ¡SOY NOMOFOBICO!