"Menores como mercancía o la indefensión más absoluta"

Yurena y Jonay bautizando a su hija
Una madre embarazada va a su Ayuntamiento a pedir una ayuda social y acaba sin ayuda ninguna y con los de la Dirección General acechándola en el Hospital al dar a luz para quitarle a su hija. Unos padres pierden la custodia de su hijo al nacer porque trabajan en algo que les obliga a viajar mucho. Una familia está a punto de perder la tutela de sus dos hijas porque un vecino dice que van mal vestidas.


60 minutos de Otra Mirada, un programa que duele al escucharlo

Hacemos el programa desde el interior de la antigua y abandonada fábrica de "Celgan", en la que viven hombres y mujeres que no tienen otro lugar donde refugiarse y ver pasar sus días. Matrimonios y hombres solos, que mal viven gracias a la solidaridad de la ong Proyecto Hoy. 60 minutos de Otra Mirada, un programa que duele al escucharlo.


La X para las ONG


Desde hace años, al menos desde que me llega el borrador de la declaración de la renta, compruebo que viene marcada la X en la casilla de actividades de Interés General consideradas de Interés Social, a la iglesia. Supongo que por pasillo del ministerio de Hacinada se han movido muy bien los lobis católicos para deslizar el asunto y sin darte cuenta colaborar con su fin.

Otra Mirada con #autismoAPANATE y en el interior de #TauchoOkupado

Sábado: Uno de cada 110 nacimientos en España representa la llegada al mundo de un ser con autismo. Siempre son más los varones que las hembras: una mujer por cada caso en hombres. En este programa escuchas a padres resistentes y que lloran cuándo se les pregunta qué va a ser de sus hijos cuando ellos ya no estén.

La dignidad concreta: reflexiones en torno al 22M

La dignidad, al fin en el centro de la lucha ciudadana, tres años después de que un grupo de locos decidiéramos montar en Tenerife una plataforma con ese nombre convencidos de que es la dignidad lo más valioso y estaba -y está- siendo atacada una y otra vez, pero no importa, mejor tarde que nunca. Lo que pasa es que dignidades hay muchas, y aquí vienen las divergencias. Está muy bien convocar a la gente por una Marcha por la Dignidad, pero una cosa es el lema y otra muy distinta el enemigo.