Otra Mirada, de Añaza a Vilaflor.

Marianne Robiou y Héctor Martín 
Fin de semana del 25 y 26 de mayo. ¿Intenso? Sí. Vivir la experiencia de hacer un programa durante dos horas viendo como entran padres de familia a recoger un poco de comida y transmitir esa imagen de filas de personas esperando llevar algo a sus casas, es superar los nudos y arengar con lo puesto. Lo del domingo en Vilaflor ha sido muy distinto, pero no carente de emociones. Hacer un programa desde allí en estos tiempos tecnológicos de radio es un gozo. Si no se hace más, es porque no quieren, pero yo si quiero.


Abajo los dos programas. 


Sábado Domingo



















Publicar un comentario