Mundo Celular: Del regazo al vino

Hay momentos que se disfrutan, como este de abajo. Es más, añado que se viven con tal intensidad que estos ratos se te enganchan a la memoria que te los vas a llevar a la incineradora. Cocina uno sus recuerdos, los buenos, claro, a fuego lento. Aquí estampados uno de esos momentos con los que me reencuentro, ya que desde que perdí la infancia huyeron como yo del regazo de mis padres.
Publicar un comentario