Pero sus estridentes ladridos/ sólo son señal de que cabalgamos

«Pero sus estridentes ladridos/ sólo son señal de que cabalgamos», no lo dijo el Quijote, sino Goethe en su poema "El Labrador", y viene que oportuno para el vídeo de abajo de la carga #porrarevolution de hoy en #acampadabcn
Publicar un comentario