Me confieso, yo le doy a la homeopatía

Ya sabes que poco me gusta contar lo que ahora llamamos interioridades, pero con declaraciones como las  del premio Nobel de medicina no puedo reprimirme. Llevo unos 20 años medicandome exclusivamente con la homeopatía, y desde el principio de esos tiempos he recibido sonrisitas y caras de pasmo cuando les contaba como me había curado de tal o cual cosa. Hasta los ha habido que me han dejado por loco e ignorante. Generalmente han sido los estudiados y enterados que suelen ver el mundo desde una sola ventana, y siempre desde la misma. Y no veas como me miraban ya cuando les decía que mis hijos iban al mismo médico. 


Hasta hay quien me ha dicho cosas tan asombrosas como: 'si te medicas con homeopatía tu cuerpo se satura'. La ignorancia tiene esos caminos. Dicho esto... por fin hay un tipo que me hace el favor de hacerme olvidar estos 20 añitos de aguantar caras. Se llama Luc Montagnie, y es el premio Nobel de medicina por su trabajo sobre el virus del SIDA. Las declaraciones de este premiado en la última edición de la revista Discovery Salud han hecho que por fin mis ternillas se relajen. Montagnie dice en esa revista" ¡el ADN transmite electromagnéticamente información al agua! Lo que explicaría, si igualmente ocurre lo mismo con otras sustancias como todo parece indicar, los efectos biológicos que logran los productos homeopáticos" . 


Para los que aun no entienden como sigo vivo después de 20 años tomando bolitas les pongo abajo el texto extraído de Discovery Salud:



-"Apenas tres años después de recibir el Nobel por sus trabajos sobre el “virus del SIDA” Luc Montagnier ha pasado de celebridad a ser visto con recelo por buena parte de la comunidad científica. Y es que su respaldo a la Homeopatía y su apoyo a los productos naturales como herramientas terapéuticas para vencer al VIH –virus cuya existencia muchos niegan- le han llevado a marcharse a China a trabajar en uno de los centros tecnológicos más importantes del mundo ubicado en la Universidad Jiao Tong de Shanghai desde donde va a poner en marcha un singular proyecto que, según sus propias palabras, está “en la encrucijada de la Física, la Biología y la Medicina”. Y es que según asegura ¡el ADN transmite electromagnéticamente información al agua! Lo que explicaría, si igualmente ocurre lo mismo con otras sustancias como todo parece indicar, los efectos biológicos que logran los productos homeopáticos y la eficacia de las terapias y dispositivos que funcionan mediante la emisión de frecuencias electromagnéticas."


Pues eso.




Publicar un comentario