Ay mi madre!!!

Cuando tienes este material en mano se hace difícil no pensar cómo acabó la cosa. Las fotos tienen lenguaje propio, o se lo ponemos nosotros interrogando a la nada para hallar una respuesta. En este retrato, enviado por un magnifico amigo desde una chatarra de Gran Canaria, caben infinidad de preguntas: ¿Finalmente pillaron al caco/s? ¿Salieron ilesos los guardias? ¿Se les fueron los frenos o un/a borracho/a se estrelló contra ellos/as en un control? Y así podemos seguir preguntando y repreguntandooo...

En eso se basa el oficio de preguntador y contador (periodista). En ocasiones hay de esos preguntadores que no obtienen respuestas a lo que tienen en su manos y deciden montar una historia entre el rumor y la casi certeza; entonces comienzan a joder, porque lo que más desean es irse a casa hasta los huevos ya de tantas horas ante el ordenador y de un jefe que lo único que le importa es cerrar la edición ¡¡¡'por que no llegamos al cierre, joder'!!!. Y así es la cosa. Moraleja: TEN CRITERIO. Ay mi cabeza!!!
Publicar un comentario