Arafo: No es país para viejos


Escribe mi colega Antonio Herrero en el periódico la Opinión de Tenerife un interesante trabajo sobre el geriátrico de Arafo. Más abajo voy a adjuntar lo investigado por Antonio, pero antes debo decir que en el año 2002 el que escribe y la empresa en la que informaba en ese entonces, fueron llevados a los tribunales y apunto estuvimos de ser nombrados personas non gratas por el señor alcalde (Domingo Calzadilla), por sacar a la luz lo mismo que aquí se narra. Añado que cuando esto pasó, hasta la oposición del mentado pueblo se amilanó hasta el punto de que llegaron a esconder la realidad que ellos mismos habían denunciado. A esa gente se les llama cobardes e inútiles políticos. Querido Antonio H. hora ya sabes el camino que te vas a encontrar. Felicidades, non gratas.

Dice la Opinión:

ANTONIO HERRERO
SANTA CRUZ DE TENERIFE
Las supuestas irregularidades denunciadas por el Comité de Empresa de la Residencia María Auxiliadora de Arafo eran conocidas por la Consejería de Bienestar Social del Gobierno de Canarias desde el 19 de noviembre de 2009, cuando una inspectora se desplazó hasta el lugar y pudo comprobar que las acusaciones de maltrato a los ancianos eran ciertas.

Esta denuncia, a la que tuvo acceso la opinión, y que fue corroborada por once de las trabajadoras del centro, dan plena validez a las investigaciones que realiza la Guardia Civil de Santa Cruz de Tenerife.
"En una de las habitaciones donde permanece una paciente encamada fija, por uno de los enchufes salen hormigas que llegan hasta la cama de la paciente", relatan los denunciantes en un informe. En otro revelan que "los baños para el aseo de los usuarios no tienen ningún tipo de escape para el agua, por lo que cada vez que uno de ellos es aseado, el agua entra hasta la mitad de la habitación corriendo el riesgo de que tanto los ancianos como las auxiliares puedan sufrir un accidente".

Además, las lesiones por quemaduras aparecen en al menos dos de las declaraciones de las denunciantes, donde narran que "la coordinadora, cuando pone a los usuarios del centro con la lámpara de calor, los deja solos, se va a hacer otras cosas y cuando llega, los pacientes están quemados por el tiempo de exposición".
Estos son algunos de los párrafos de un documento que pone al descubierto la situación en la que vivían las personas mayores internadas en la citada residencia.
Todas estas supuestas irregularidades fueron transmitidas a Sonia Youssef Perdomo, inspectora de la empresa que gestiona el centro.
La coordinadora de la residencia, empleada también de Oceanic Assistence SL, trató de ocultar a Youseff Perdomo la situación.

"Comenzamos la visita y me percato de que la coordinadora, la cual es trabajadora de nuestra empresa, me enseña la segunda planta de las instalaciones por encima, con lo cual no me enseñaba el verdadero estado de las mismas, cosa que sí me enseñó la auxiliar María de la O", explica Sonia Youssef a sus superiores.

El cúmulo de supuestas irregularidades llegan al extremo de que incluso una mujer mayor agredió a otra, sin que el personal del centro interviniese en la pelea.
Las cocineras, ante la escasez de ayuda, pedían a los ancianos en algunas ocasiones que pelasen las papas y las verduras de las comidas. Les decían que eran actividades y facilitaban cuchillos hasta a algún interno que padece esquizofrenia.

HA DICHO....!!!

Publicar un comentario