He dimitido del Facebook


Lo he logrado, ya no me siento espiado, ni mirado como las alas de una mosca en el microscopio de un crió. Me di de alta en el Facebook por mera curiosidad, por empatia y casi por mimetismo con mis compañeros de trabajo: pero me he cansado, aburrido y abrumado. Cuchicheos, grandes megalómanos y megalómanas; exhibicionistas que llamaban a mi puerta virtual pretendiendo hurgar en mis miserias que ya me ocupaba yo de no “colgar”, En fin, que para desahogarme voy a seguir metiendo lo que pienso en este blog y me sentiré bien, sólo así.

Me he desenganchado del Facebook por fin. La verdad, no se si es que me desenganché o es que me asusté al ver tanto pecho ajeno al descubierto dejando ver hasta la ultima penumbra de sus zaguanes. Ahora me siento bien; siento que controlo mi vida y que cuando abro el correo de mi ordenador no me inundan decenas de avisos diciendo que fulanito o nita quieren amistarse conmigo. ¡Pero quién les ha dado permiso para semejante confianza, hombreeee! Ahora que lo pienso mejor: no se si le di a borrar por agobio o porque no me gustaron algunas caras de amigos de un amigo que es amigo del otro que un día le agrego al primo de uno que quiso saber quien era aquel que un día supo de mí y pensó: ¡coño, de ese quiero yo saber más! Pues no señor: YA SOY UN BORRADO DEL LIBRO DE LAS CARAS.

Joder, que susto, hasta un día me di de frente con la testa de Ángel Llanos,

STOP, para; soo...deja lo que haces y escucha, sólo escucha...

Me lo han mandado por correo electrónico y me ha parecido una hermosura. Como tengo por costumbre compartir las hermosuras, que me llegan, debo cumplir con mi ritual. ¿Te hace un Eduardo Galeano en estos caminos de disparos buscando vivos a que matar?

Mundo Breve: Un domingo al son del sombrero


Hay que pasear más para no perderse las estampas efímeras de la naturaleza. El Teide ha sacado hoy el sombrero, lo que indica que ahí arriba hace mucho viento, y, por descartado, aún más frío. Camino al mercado del agricultor de Tacoronte, al que no iba desde hace unos tres años, me tope con gente apostada en las cunetas haciendo fotos al horizonte. De vuelta a casa, cuando ya me tocaba ver al Teide de frente entendí lo de tanto aficionado dándole al obturador.

Afortunadamente los años de oficio me han enseñado que debes llevar siempre el el coche algún aparato, por malo que sea, que pueda retratar instantáneas: por minias que te parezcan. Al cabo de los días, los meses o años tu memoria te lo agradecerá. Sal de casa, seguro que te espera un sombrero con el que pasear a su son.



La bomba de Antena 3 Canarias

"Debemos condenar y condenamos". Ese debe ser el comienzo de la nota que ya debe estar redactando la Asociación de la Prensa, a la cual pertenezco, y el Sindicato de Profesionales de la Comunicación, del cual formo parte, para repudiar el aviso de bomba que este jueves amenazaba la vida de los colegas de Antena 3 Canarias, en su sede en Tenerife. No puedo más que ser coorporativista y unirme a la desazón que este tipo de "acontecimientos extraordinarios" me produce. Al parecer, el anunciante decía que avisaba de una bomba en la sede de este canal porque ya no le gustaba el giro que habían tomado los informativos.

Imagino, que el anunciante se refiere a que ahora ya no se limitan a contar únicamente las noticias de una provincia, sino de las dos: vamos, que ahora hacen noticias como la ati-nomica, (cobertura regional) pero con el estilo que se supone a una empresa apública libre, que se dedica a ganar dinero haciendo periodismo, y no propaganda partidista: se supone.

En fin, que vaya desde este ladito de la isla de Tenerife mi más enérgica repulsa. Ahora sí, sería interesante analizar el por qué de semejante amenaza, con aviso de bomba incluido. ¿Tan adentro había calado la programación insular de Antena 3 Tenerife en esta persona? A lo mejor es que ya decepcionado de la tele pública canaria solo le quedaba este clavo de la privada para poder enterarse de las cosas noticiosas sin- se supone- artimañas políticas y torticeras. Pienso que pensaba el anunciante. Aún así, se ha pasado: don o doña. Le condeno.


A vueltas con ¿Dios?


En mi blog de Cosillas con Importancia de El País se ha originado un curioso debate entre algunos lectores tras el último artículo titulado “A PARTIR DE AHORA ESTE SERÁ MI LEMA” (el de abajo).
Voy a aclarar la intencionalidad del mismo: La finalidad es fruto de una larga reflexión de años sobre la existencia o no de un Dios. De ese tipo de Dios que un día pensó en fabricarnos a nosotros y a nuestro en torno. Un Dios, del que no me cabe duda, fue fruto de la imaginación de unos cuantos ínclitos que, sin proponérselo, (pienso) no entendían mejor forma de comprender este mundo y sus alrededores que haciendo responsable del mismo (s) a un ser supremo. Así la cosa fue rodando hasta que llegó a manos de unos listos, y de estos a unos listillos... y así hasta convertirse en la mejor de las excusas para unos caraduras que han estado sometiendo a este pueblo (parte de él) a una “moral” dictada en negro sobre blanco que en ocasiones fue una dictadura. La moral de millones de seres humanos ha estado programada durante siglos desde un despacho, pasillos y celdas de los palacios episcopales de cualquier religión, no sólo de la católica.

La forma de pensar ha cambiado. Ya hay millones de personas que están de acuerdo con el lema este de “Probablemente Dios no Existe”. Yo añado más: probablemente Dios nunca existió como nos han enseñado a fuerza de catecismo. Probablemente lo que quisieron decirnos aquellos ilusos del pasado fue simplemente que no sabían como entender eso de la materia, del universo; del cosmos y a la fuerza del nacimiento de plantas y animales y, sencillamente, ante la incertidumbre que nos crea lo desconocido le encargaron- y cargaron- esa responsabilidad a un ente invisible, inexistente e increíble llamado Dios. Lo que si tengo claro 2009 años después: es que ya Dios ha dejado de existir para millones de seres humanos ahora felices y desprejuciados. Por ahí iba y va el fundamento de mi anterior comentario en este blog.

A partir de ahora este será mi lema.

Quién me conoce ya sabe que esa frase dicha por mi ( la de la foto) es redundante. La verdad que hace muchos años que me di cuenta de esa aseveración: "Probablemente Dios no existe", y desde entonces fui feliz, más saludable...y mejor persona. Para qué preocuparme de algo que no veo, que no toco y que me trae atormentado por el camino de los prejuicios, me pregunté. Así que me puse en la tarea de rescribir algunos episodios de mi vida que me había perdido, o, que simplemente, me había saltado por los miedos que desde chico me inculcaron mis padres y a ellos la iglesia. No me he propuesto, en ningún momento, advertir a mis progenitores de que se me apareció la luz en forma de lógica ( si es que la lógica tiene forma) y me dijo: PROBABLEMENTE YO NI EXISTA, ASÍ QUE ANDA Y SE TU MISMO, NO EL PROTOTIPO DE OTROS.

Se me pereció la virgen, Santo Tomás, San Rafael; San Gabriel...y que se yo. Y todos me decían: PROBABLEMENTE YO NI EXISTA... Desde entonces llevo realizando una campaña particular entre mis allegados, y los que me van llegando, para que hagan lo mismo que yo, si quieren aprovecharse de las manzanas del manzanero: pero esa es una historia PRIVATE.

Ahora aparece esta campaña: BUS ATEO.
Jesús, cuanta razón les asiste.

Ya vienen los Reyes....con el...


Hoy me debatía entre mirar fijamente o NO, las fotos que me llegan de Gaza tras los asesinatos israelitas. Asesinatos siempre asesinatos de Goliat contra David. Mientras buscaba morbosamente una foto que me conmoviera más que la otra ( ese es un ejercicio que hacemos todos por estos días) me he dado de frente con los Reyes Magos de Oriente. Menudos regalos le están dejando a la población palestina. “Hermosos” juguetes llenos de pólvora, acero made in EEUU que al calentarse crea maravillosos colores amarillos y naranja que te dejan frito, y en el peor de los casos te arrancan la cabeza, una pierna; las manos, los dedos y la vida de cuajo. Esos “juguetes americanos” aman a los niños. Les prefieren a ellos. Son más frágiles, mas blanditos y más fáciles de desmembrar. Cuanto amor sienten las bombas y sus tiradores por los críos. “Exterminarlos para que no me jodan más”, parece que dicen los percutores.

Los niños, siempre ellos. Te sacan de quicio cuando no dejan de corretear por la casa gritando sin parar: Te dan ganas de que tengan pilas y un interruptor para desconectarlos. Pero que buenos son dormidos. Yo quiero que crezcan y que recapaciten. Recapaciten por sus mayores.

Buscando y buscando una foto llegada de Gaza que me hiciera perder el sueño, me encontré con los niños de Uganda. A ellos los Reyes de Oriente también le han dejado regalos, lo que pasa es que ese regalo es imaginación: un envase de plástico y unos tornillos basta para alumbrarles el camino. (Mira las fotos).

Ya se por qué son magos los de Oriente. Qué facilidad tienen para joder la vida a unos y brindarles abundancia a otros. Deseo (casi exijo) que cuando un día mis hijos descubran la verdad de todo este mundo , al menos salgan a la calle a gritar bien fuerte que nadie merece ser una diana por el mero hecho de tener un vecino con el patio lleno de tanques, aviones y bombas a punto de oxidarse.