Se busca a doña ética

Últimamente ya no se a lo que me dedico, si tengo o no tengo que ser honesto o, si los paradigmas de la información que aprendí frente a tanto buen comunicador con los que he coincidido estos años (omitase a los malos y envidiosos/as) los tengo que tirar al cubo verde de la basura, al de la materia orgánica. Digo esto, a razón de lo que le escuché decir al presidente del Gobierno de Canarias (verdadero director general del ente RTVC, según los mentideros...eh) en el Parlamento de Canarias el día de autos del 9 de diciembre del agonizante 2009.

Se lo preguntó al presidente, nada menos que en la cámara de leyes canaria, donde debe primar el más común de los sentidos, el portavoz de la oposición. Y le preguntó si le parecía bien ( yo digo bonito) que la Radio pública, que él mismo mandó a poner en marcha, grabará a un pobre hombre cuando estaba sedado después de haber sido liberado de toda culpa tras pasar el calvario de ser señalado en todas las portadas como maltratador, violador y asesino de la niña de su pareja.

El presidente canario dijo en la cámara del común de los sentidos que estaba bien, porque si el resto de los medios las reprodujo es que estaba bien.... Lo que no dijo fue que esos medios que repitieron las palabras del borracho de sedantes desconocían que esa entrevista había sido grabada saltándose todo principio ético. Dejo el momento parlamentario para rematar esta reflexión. La señora rubia que mira al presidente se llama María del Mar de Julios, es del mismo partido y, curiosamente, redactó un comunicado con el que desaprobaba la actitud de la radio que pagamos los canarios.

Publicar un comentario