El Centro de Acogida de un dominico de Telde

Cogí confianza con él justo después de bajarse del barco en el que habíamos pasado unas cuantas horas grabando un programa para el Canal internacional de la RTVC. Se me ocurrió que un dominico tan vivaracho y, a la vez, irreverente podía 'casar' -muy- bien con otro irreverente: Luis Morera. No me equivoqué, ambos hablaron y hablaron de sus vidas mientras cuatro cámaras y sus respectivos micrófonos recogían todo para convertirlo en lo que sería luego un entretenido programa de media hora. Años después aun presumo de aquello y, de lo que es más importante, de la amistad que trabé con este dominico que sigue en píe, a pesar de la diabetes. Hace unos días cogí mi inseparable compañera y me fui a grabar su sueño: el Centro de Acogida Virgen de Candelaria (Padres Dominicos)


Publicar un comentario