Caso AITANA: Matemos al mensajero


Durante estas horas he escuchado tal cantidad de estupideces seguidas, como ristra de chorizo, que me he levantado del sillón gritando: “donde está hay lápiz y papel para escribir lo que de las entrañas me sale”. No puedo creer lo que escucho tras el caso de Diego, el que primero fue “bandido y asesino” y luego hombre bueno, gracias, debe decirse, a que el juez, Nelsón Díaz Frías, no dudó ni un sólo momento en que este caso debía resolverse en menos que canta un gallo, y así fue.

La estupideces han salido de boca de informadores, periodistas y columnistas que se han vuelto majaretas buscando ahora de donde brotó la noticia. O que desalmado la filtró. Menudos canta mañanas: periodistas apuntando a matar la fuente de la que beben, hay que ser toletes. Y no sólo toletes; indocumentados, carentes de honestidad y , me atrevo a decir, faltos de sentido común.

Están diciendo que no se ha guardado el derecho a la intimidad de... ¿Quién? ¿De la pobre Aitana? ¿De diego? Bueno, de Diego estaba claro que no, ya que había sido condenado antes de que cantara el gallo. Venga ya, panda de enarboladores de la bandea de la 'imparcialidad y el buen hacer.', es un decir Están buscando un chivo expiatorio y miran ahora hacía la primera fuente, una fuente que hizo su trabajo: emitir una nota de prensa tras leer un atestado, como tantas y tantas notas que llegan del mismo lugar a las redacciones.

El problema no está en quien emite la nota avisando de que , supuestamente, algo grave había pasado, el problema está en quién informa a los agentes, policía local de Arona y Guardia Civil, después de lo que le había llegado a su consulta. Los agentes ven el parte de lesiones y hacen un atestado. Luego, con buen hacer ( ya verás porque lo digo) el gabinete de prensa de la benemérita emite una de las tantas notas de prensa que redacta a diario y con las que se nos informa de detenciones de malandros, maltratadores y ladrones....(presuntos).

Lo último es escuchar a sesudos periodistas hablando de que la fuente se pasó o no debió emitir tal cosa. ¿ Periodistas o p-seudo periodistas? Un periodista no tiene ni debe poner ante las cuerdas jamás a una fuente para salvarse él o ella el “culo”.

Para entender la perorata de arriba, os voy a poner íntegramente el contenido de la nota de prensa de la Guardia Civil del día 25 de noviembre, en la que vais a leer una redacción exquisita y en la que nunca se dijo nada de violación, ni mucho menos de desgarros vaginales o anales. Ahora nos sale la consejera de sanidad echando las culpas de todo este follón a la Guardia Civil. No se debe esperar nada bueno de una señora que dijo en el Congreso de los DIputados que la alianza entre Coalición Canaria y el PSOE para defender la reforma del estatuto de autonomía canario era Nacionalsocialista.


25 de noviembre de 2009

El Equipo de la Policía Judicial de la Guardia Civil de Playa de las Américas detiene a un hombre acusado de causar lesiones y quemaduras a una niña de tres años

Se investiga si tiene otras lesiones.

El Equipo de la Policía Judicial de la Guardia Civil de Playa de las Américas,detuvo en la noche de ayer a un hombre de 24 años y vecino de Arona, como presunto autor de los delitos abusos sexuales y lesiones siendo la víctima una niña de tres años. Los hechos se produjeron en la tarde del día 24 cuando el arrestado se encontraba cuidando a un niña, hija de su compañera sentimental. Sobre las 22 horas de ese día, el arrestado se presenta con la niña en un centro de salud de Arona, donde en primer reconocimiento se le diagnostica una parada cardiorrespiratoria, distintos traumatismos en el cuerpo, lesiones por quemaduras en la región dorsal y lumbar. La niña una vez reanimada es trasladada a un Hospital de Santa Cruz de Tenerife donde las últimas informaciones médicas apuntan a que se encuentra grave pero estabilizada, a su vez se procederá por el Médico Forense a valorar las lesiones y a comprobar si tiene lesiones en sus órganos genitales. Los agentes que fueron avisados de las lesiones y nada más interrogar a esa persona proceden a su detención y a la imputación de los delitos señalados. El arrestado, está a disposición de la Policía Judicial y una vez finalizadas las diligencias será puesto a disposición de la autoridad judicial.

Ahora, ya puedes matar al mensajero, si te atreves.

7 comentarios:

Anónimo dijo...

No te preocupes, no todo el mundo le echa la culpa a los medios, ni tampoco a la Guardia Civil, ni a los médicos...
Los que no le echamos la culpa a nadie en el primer momento es porque, cuando escuchamos una noticia, aún nos preguntamos ¿es esa toda la verdad?.
Es una pena que en nuestro país prime la presunción de culpabilidad por encima de la de inocencia. Por eso estamos a mil años luz del resto de Europa.
Amigo, no te enfades, ten sólo un poco de paciencia, ya verás que con el tiempo mucha más gente se empezará a cuestionar las cosas y no aceptar como verdad absoluta todo lo que aparece en la TV, en la radio o la prensa, esté o no respaldado por un informe médico o policial.

dezaragoza dijo...

Se me han puesto las pelotas como canicas. Joder qué lío y qué poca profesionalidad y vergüenza hay suelta.

Job dijo...

Enrique, ¿dónde están los periodistas serios que habrían echado el freno ante estos disparates? Llevo varios días pensando en qué nos habría dicho Paco Cansino a todo esto. Seguro que diría eso de: tranquilidad y tiempo al tiempo. Esto pasa cuando dejas a los peores profesionales en los puestos de responsabilidad, y también cuando prima en sensacionalismo y la suma de visitas sobre el criterio periodístico. Parece que en las redacciones se olvidaron de la palabra "presunto".
Ahora hay que aguantar a quienes lincharon periodísticamente a Diego diciendo que ellos actuaron bien. No se preocupen, las hemerotecas están ahí y tengo guardados en una cajita todos los periódicos de estos días, porque hay tema para un libro o más. Comparto tu enfado. Leo la nota, como tú bien dices, una de tantas, y no me creo cómo se pudo estirar tanto ese chicle.
Un abrazo, amigo.

leonysuarez dijo...

Estimado amigo que podemos esperar de la gente que habita en un pais que es movido por el sensacionalismo y la cultura de la envidia??? A los responsables de este asunto asi como a la clase "politica" que esta en el poder se les deberia caer la cara de verguenza y mas de uno deberia presentar su dimision y algun otro ser inhabilitado de por vida...no hay derecho ni hay nada...tu sigue asi que nos gusta tu forma de luchar en contra de este p... sistema un abrazo fuerte

Anónimo dijo...

Estimado amigo, gracias por tu apoyo. Personalmente y como participe en este historia he pasado unos días muy duros. Me conoces y sabes que intento hacer mi trabajo bajo unos criterios deontológicos básicos. Es obvio, que es muy fácil analizar el suceso una vez pasado y con el resultado final, en esta cómoda posición todo podría haber sido diferente, pero eso no vale, hay que estar en el día a día y tomar decisiones, y por tanto, saber asumir los errores y responsabilidades que se deriven. Gracias, ya que sabes que no entramos "al trapo" y nos tragamos las críticas injustas que han vertido como dices a la "fuente".

Un vecino que ve, escucha y oye... la prensa. dijo...

Ayer escuché al presidente de la Asociación de la Prensa, decir que "los vecinos" (sí, sí, como lo oyen) tenían gran parte de la culpa...

No se puede ser tan necio y echar la culpa al último eslabón de esta cadena de errores.

Tran pronto que se apresuraron a desvelar el nombre del sospechoso... pero bien callados que están a la hora de decir el nombre del médico 'supuestamente' negligente.

Arrállense un millo!!!

alicia alvarez dijo...

Para mi este caso me hace recordar de nuevo la hipocresía y el cinismo en que nos movemos, el todo vale en la prensa escrita y hablada, en que la PRESUNCIÓN DE INOCENCIA solo existe en las pelis, ya paso con el caso de Belén Esteban abrir un telediario serio con una noticia desmesurada y se ha vuelto a repetir, pasándose los valores y el respeto que tanto pregonan muchos por lo suelos.
Ahora la sociedad seria y con dos dedos de frente debe castigar a todos los malos periodistas que son capaces de ganar un ondas o un pulitzer simplemente leyendo un guion escrito por algún periodista sensacionalista falto de humanidad y sentido común.