Caso AITANA: Matemos al mensajero


Durante estas horas he escuchado tal cantidad de estupideces seguidas, como ristra de chorizo, que me he levantado del sillón gritando: “donde está hay lápiz y papel para escribir lo que de las entrañas me sale”. No puedo creer lo que escucho tras el caso de Diego, el que primero fue “bandido y asesino” y luego hombre bueno, gracias, debe decirse, a que el juez, Nelsón Díaz Frías, no dudó ni un sólo momento en que este caso debía resolverse en menos que canta un gallo, y así fue.

La estupideces han salido de boca de informadores, periodistas y columnistas que se han vuelto majaretas buscando ahora de donde brotó la noticia. O que desalmado la filtró. Menudos canta mañanas: periodistas apuntando a matar la fuente de la que beben, hay que ser toletes. Y no sólo toletes; indocumentados, carentes de honestidad y , me atrevo a decir, faltos de sentido común.

Están diciendo que no se ha guardado el derecho a la intimidad de... ¿Quién? ¿De la pobre Aitana? ¿De diego? Bueno, de Diego estaba claro que no, ya que había sido condenado antes de que cantara el gallo. Venga ya, panda de enarboladores de la bandea de la 'imparcialidad y el buen hacer.', es un decir Están buscando un chivo expiatorio y miran ahora hacía la primera fuente, una fuente que hizo su trabajo: emitir una nota de prensa tras leer un atestado, como tantas y tantas notas que llegan del mismo lugar a las redacciones.

El problema no está en quien emite la nota avisando de que , supuestamente, algo grave había pasado, el problema está en quién informa a los agentes, policía local de Arona y Guardia Civil, después de lo que le había llegado a su consulta. Los agentes ven el parte de lesiones y hacen un atestado. Luego, con buen hacer ( ya verás porque lo digo) el gabinete de prensa de la benemérita emite una de las tantas notas de prensa que redacta a diario y con las que se nos informa de detenciones de malandros, maltratadores y ladrones....(presuntos).

Lo último es escuchar a sesudos periodistas hablando de que la fuente se pasó o no debió emitir tal cosa. ¿ Periodistas o p-seudo periodistas? Un periodista no tiene ni debe poner ante las cuerdas jamás a una fuente para salvarse él o ella el “culo”.

Para entender la perorata de arriba, os voy a poner íntegramente el contenido de la nota de prensa de la Guardia Civil del día 25 de noviembre, en la que vais a leer una redacción exquisita y en la que nunca se dijo nada de violación, ni mucho menos de desgarros vaginales o anales. Ahora nos sale la consejera de sanidad echando las culpas de todo este follón a la Guardia Civil. No se debe esperar nada bueno de una señora que dijo en el Congreso de los DIputados que la alianza entre Coalición Canaria y el PSOE para defender la reforma del estatuto de autonomía canario era Nacionalsocialista.


25 de noviembre de 2009

El Equipo de la Policía Judicial de la Guardia Civil de Playa de las Américas detiene a un hombre acusado de causar lesiones y quemaduras a una niña de tres años

Se investiga si tiene otras lesiones.

El Equipo de la Policía Judicial de la Guardia Civil de Playa de las Américas,detuvo en la noche de ayer a un hombre de 24 años y vecino de Arona, como presunto autor de los delitos abusos sexuales y lesiones siendo la víctima una niña de tres años. Los hechos se produjeron en la tarde del día 24 cuando el arrestado se encontraba cuidando a un niña, hija de su compañera sentimental. Sobre las 22 horas de ese día, el arrestado se presenta con la niña en un centro de salud de Arona, donde en primer reconocimiento se le diagnostica una parada cardiorrespiratoria, distintos traumatismos en el cuerpo, lesiones por quemaduras en la región dorsal y lumbar. La niña una vez reanimada es trasladada a un Hospital de Santa Cruz de Tenerife donde las últimas informaciones médicas apuntan a que se encuentra grave pero estabilizada, a su vez se procederá por el Médico Forense a valorar las lesiones y a comprobar si tiene lesiones en sus órganos genitales. Los agentes que fueron avisados de las lesiones y nada más interrogar a esa persona proceden a su detención y a la imputación de los delitos señalados. El arrestado, está a disposición de la Policía Judicial y una vez finalizadas las diligencias será puesto a disposición de la autoridad judicial.

Ahora, ya puedes matar al mensajero, si te atreves.
Publicar un comentario