Que me borren, sin problemas, don...


Anda la iglesia sacando los demonios de los baúles con el propósito , únicamente eclesial, de echar miedo a los que los domingos creen en el Dios padre y omnipotente. El portavoz de los obispos, el jesuita Juan Antonio Martínez Camino, se ha desempolvado el fusil de la excomunión para susurrarle al oído a los parlamentarios españoles, como ángel y demonio, a la vez, que quién respalde la ampliación de la ley del aborto desarrollada por los del PSOE "está en pecado mortal público y no puede ser admitido a la sagrada comunión". Pero la cosa no quedó solo ahí. También dijo: "Quitar la vida a un ser humano es contradictorio con la fe católica. Quien contribuya a ello está en la herejía y, por tanto, excomulgado". "Vale para todos los católicos, estén en el partido que estén y por encima de lo que les diga su partido".

Ahora digo yo, con el permiso del prelado. ¿No sabe el portavoz de los obispos que los diputados representan a millones de españoles, y si a estos amenaza, amenaza a su votantes?

Cierto es que no me preocupan tales butadas verbales, porque hace tiempo que utilizo los domingos para adoctrinarme saliendo al campo o procreando margaritas. Yo creo que a estas alturas del los siglos de los siglos, a esta sociedad más preparada y estudiada, le pueda asustar las palabras del portavoz de la agencia episcopal de la empresa del Vaticano en España.

A la gente ya le hacen plin las doctrinas y , sobre todo, le joden las amenazas. Ya no creen en los fantasmas, salvo que se pasen por una sala 3D a ver una peli con gafas verdes.

A mi me bautizaron porque en ese momento o te echaban el agua o te quedabas en limbo, me cuentan. Ahora los niños van todos al cielo y no se apean en una estación intermedia, así lo ha dicho el papa de ahora, el señor alemán. Por esta, la del limbo, y por otras tantas razones, los que aun van a bodas, bautizos y primeras comuniones oyen las palabras del portavoz y es como si les hubieran pitado en los mismos oídos y de repente les sale eso reflujo de adentro y te dicen: ¡VETE A TOCARLE LA PITA A TU Pxxxx MADRE, CAxxx!

PUES ESO, QUE ME BORREN, QUE YO VOTÉ A UNOS DE ESOS SEÑORES Y SEÑORAS QUE ESTAN EN EL CONGRESO.

NOTA: Estaré atento cuando tras el debate de la ley alguna diputada o diputado canario que haya votado sí vaya al altar a recibir la comunión. Me hago la pregunta que es lo que pasará. Al igual reparten una lista con las fotos de los congre-delincuentes para que el cura le reprenda...a saber. Amen.


Publicar un comentario