Yo en el fútbol ¡ increíble !

Sí, yo en el fútbol. Hasta mi otro yo está sorprendido al descubrirme entre la marea de gentes que van pasando uno a uno (una a una) por el control de seguridad siendo examinados por un lector de código de barras...pi, pi..pi;pisssss. Así va sonando la pistola lectora a medida que me encamino a mi butaca que, menos mal, está situada bajo una gran techumbre que parece que flota sobre las cabezas de diminutos espectadores. Por un momento me vi enrolado en la ola y, luego, en el grito de ayyyy....uhhhhhh; ahhhh.....Y por fin gol. Comí pipas y mientras escupía la cascara tras obtener la semilla como cual loro me preguntaba cuanta gente haría falta para retirar tanto desperdicio. Tanto cochino junto deben generar al menos un par de toneladas tras un partido. Luego en la segunda parte me descubrí saltando a golpe de gol y luego el tercero. Ambos marcados frente a a mi nariz. Qué bien situado he quedado, me dije. A que voy a darle suerte a este equipo, pensaba, pero a la vez me decía que esto lo imaginaba para poder justificar que coño hacía yo allí dentro haciendo todo aquello que hacen los demás. Al final del partido di gracias al inventor de los deportes de masas porque sin lugar a dudas siguen funcionando como escape y liberación mental, lo que viene muy bien a algunos. Aunque al igual que pienso eso opino lo contrario. ¿ Yo en el fútbol ? No me lo puedo ni "DE" creer.

Publicar un comentario