En el pico del TEIDE

Es mi cuarta ascensión al punto más alto de España. Esta vez he destrozado las botas, pero da igual, una vez estas en lo alto y bien abrigado. Parece que nos ha dado a todos por subir: el refugio está a tope. Al menos una vez en tu vida: sube. Trae botas de repuesto.
Publicar un comentario