El buen NIETO de su abuelo

La primera vez que las vi me pregunté quien podía ser el autor. Pensé que era una buena forma de tener un blog, un blog en la montaña: enorme y solamente compuesto con frases alusivas a la vida y al saber vivir, con los demás. Sales de el valle en dirección a la Laguna o entras a él y ya vas buscando la frase que ha colgado el noctambulo autor en su gran cartela verde. Un buen día descubrí al escritor de letras de hojalata. Por fin le puse nombre y rostro. Le doy las gracias a ese buen NIETO de su abuelo. Te paso un vídeo de cuya existencia me puso sobre aviso un estupendo colega.

Publicar un comentario