Dulce Xerach piensa irse antes de que la echen por bloguera

No voy a ironizar ni voy a ser duro con Dulce. Me imagino lo que está pasando. Un buen día hizo lo que yo hice meses atrás: abrir un blog. Un método de expresión que cualquiera puede ponerse y, que de verdad, te hace sentirte mejor. Todos, y coincido con Dulce, deberíamos tener un medio propio de expresión. Pero eso sale caro. Sobre todo sale caro cuando en tu partido (Coalición Canaria), trabajo o grupo de amigos no saben lo que es la libertad de expresión en su plenitud.

Las redacciones de los periódicos, radios o teles se hacen grandes y enormes, cualitativamente hablando, cuando los redactores jefes son capaces de mantener la puerta abierta para que los redactores les "vendan" y defiendan sus noticias. Las peleen para que vayan en un lugar destacado y puedan dedicarles el tiempo que merecen. Eso, que por ejemplo, no se practica en algunas redacciones, entre ellas la de la tele publica canaria: porque, simplemente, no debes pensar. Te entiendo Dulce, yo saqué un poquito la cabeza en ese medio publico y zassss...voló. Fui un bisoño al aplicar la misma fórmula de trabajo que en una redacción privada. Yo te entiendo: el hecho de que el sistema católico implantado por los hombres sea perverso no significa que Dios también lo sea. Seguiré leyendo tu blog porque al menos, ahí, tu cabeza no hará zasss..

Ahora va una noticia emitida por El Día TV sobre este asunto:



Publicar un comentario