La bomba de Antena 3 Canarias

"Debemos condenar y condenamos". Ese debe ser el comienzo de la nota que ya debe estar redactando la Asociación de la Prensa, a la cual pertenezco, y el Sindicato de Profesionales de la Comunicación, del cual formo parte, para repudiar el aviso de bomba que este jueves amenazaba la vida de los colegas de Antena 3 Canarias, en su sede en Tenerife. No puedo más que ser coorporativista y unirme a la desazón que este tipo de "acontecimientos extraordinarios" me produce. Al parecer, el anunciante decía que avisaba de una bomba en la sede de este canal porque ya no le gustaba el giro que habían tomado los informativos.

Imagino, que el anunciante se refiere a que ahora ya no se limitan a contar únicamente las noticias de una provincia, sino de las dos: vamos, que ahora hacen noticias como la ati-nomica, (cobertura regional) pero con el estilo que se supone a una empresa apública libre, que se dedica a ganar dinero haciendo periodismo, y no propaganda partidista: se supone.

En fin, que vaya desde este ladito de la isla de Tenerife mi más enérgica repulsa. Ahora sí, sería interesante analizar el por qué de semejante amenaza, con aviso de bomba incluido. ¿Tan adentro había calado la programación insular de Antena 3 Tenerife en esta persona? A lo mejor es que ya decepcionado de la tele pública canaria solo le quedaba este clavo de la privada para poder enterarse de las cosas noticiosas sin- se supone- artimañas políticas y torticeras. Pienso que pensaba el anunciante. Aún así, se ha pasado: don o doña. Le condeno.


Publicar un comentario