Le debemos dar las gracias a Xerach


Los periodistas nos estamos acomodando o, quizás, nos están convirtiendo los señores de los gabinetes de prensas en unos sujetos ramplones, cómodos y domesticados. No se los reprocho,a los gabinetes, ya que hacen su trabajo lo mejor que saben, y quien mejor que ellos que conocen el oficio por dentro.

Compruebo a menudo que si a un redactor no le llega una nota de prensa- que pueda “fusilar”- se mosquea. Los redactores ya no piensan, y cuando lo hacen son tipos y tipas molestos, hasta en su entorno.

Vengo a decir estos, porque nos hemos adocenado hasta el punto de que penalizamos más al que habla que al que calla. Los gabinetes de comunicación, si son buenos, saben que a veces es mejor un silencio o un “de esto no se habla hasta que se pronuncié tal o cual estamento, o persona...”etc.

Sobre el caso del comentario hecho por la Parlamentaria Dulce Xerach en su blog, diciendo que la dimisión de Ana Oramas como alcaldesa de La Laguna se sabía antes, incluso, de su presentación como candidata, es un ejemplo. Independientemente de la oportunidad política del comentario, deberíamos darle las gracias, a Xerach, claro, por hablar, por proporcionarnos el material que los periodistas siempre vamos buscando. Ella ha hecho lo que en una sociedad avanzada se haría: contar lo que se sabe para beneficio del resto. Ojo, no es un piropo lo que escribo, sino una reflexión que hace unos días compartía conmigo un excelente colega que me reservo en nombrar, ya que no me ha autorizado para ello.

Así pues, ya se sabe el dicho: mal van las cosas cuando un periodista no pregunta en una rueda de prensa o no piensa,sopesa, si quiera, que lo que le esta proporcionando un gabinete de comunicación tiene alguna intención más allá de lo que propone en primera instancia. Piensa colega, luego redacta o lo cuentas.

Te paso un ejemplo de lo que para quien esto escribe deberían hacer siempre los periodistas: preguntar y RE-PREGUNTAR.


video
Publicar un comentario