El fuego Realejero..

El “pique” y los fuegos artificiales de la calle de El Medio y la de El Sol, de Los Realejos, estuvo algo ahumada, por la falta de viento, aunque, como siempre: espectaculares y grandiosos. Su espectacularidad viene avalada por la maestría de las pirotecnias de este municipio, una de ellas la empresa Hermanos Toste, con más de doscientos años de trayectoria, es considerada como el primer taller de “foguetería” de Canarias, y de España en calidad pirotécnica.

Pero detrás de estas celebraciones hay una circunstancia que ha sido la clave para su supervivencia: “el pique” entre las calles de El Sol y de El Medio. Esta práctica en épocas pasadas estuvo a punto de provocar altercados de incalculables entre vecinos. Algunos estudiosos apuntan que este “pique” se remonta a 1770 y a la existencia de dos clases sociales diferenciadas: los propietarios de las tierras por donde discurría la calle de El Medio, también conocida como de “los Marqueses”, donde residían clérigos, militares y apellidos compuestos de cierto abolengo; y los medianeros y pequeños campesinos de la calle de El Sol, habitada por zapateros, mujeres que se dedicaban a lavar la ropa ajena, agricultores y ganaderos.


www.Tu.tv
Publicar un comentario